Guadalajara y la hora del té al puro estilo coreano

De la misma familia del Restaurante SSAM nace Tokki Café (@Tokki_gdl), un concepto único en la ciudad que llega para sorprender tanto a los amantes del té como de la cultura coreana. La visión de la Chef Sujin Lee de ofrecer un concepto original pensado para el comensal tapatío se nota en la misma atmósfera del lugar.

Sujin creó todos los platillos y bebidas gracias a sus experiencias adquiridas en viajes por diferentes países como España, Inglaterra y Canadá, además por su conocimiento de la cultura coreana. Postres auténticamente dulces y bebidas frescas con mucho sabor como el “Bubble Milk Tea” (les recomendamos el Choco Red que se prepara con base de betabel y cacao), sin olvidar los tés servidos a la manera tradicional. 

Si planeas una salida relax con tus amigos, la mejor recomendación que te puedo ofrecer es el “Tea Time”, un concepto basado en la costumbre británica con el toque coreano que lo hace una experiencia única. El momento se disfruta con postres, acompañamientos salados y sobre todo una variedad de Tés Premium.

Tokki Café está ubicado en Avenida José María Morelos 2122 B, a un lado de SSAM Restaurante, con un horario de lunes a sábado de 9 am a 9:30 pm y domingo de 9 am a 9 pm (cierran los martes). Es un lugar ideal para eventos, para ir en grupo, con tu pareja y, por si fuera poco, en compañía de tu mascota ya que es Pet Friendly.

Facebook Tokki Café

Instagram @Tokki_gdl

5 lugares TOP (por Chapultepec, Guadalajara) para echar el After Office

Buenos días… tardes ya.  Ayer tuvimos reunión en la Asamblea de Tú en Chapu,  AC.  y después de largas horas de acalorado debate, logramos crear la lista  -en un papiro con tinta de oro-  que toda la AMG estaba esperando: Los mejores lugares para echar el After Office, que le llaman.

Don’t believe me, just watch…

 

AGÜITA AGAVERÍA

EL AGÜITA QUE TE HACE HABLAR

Ps qué te digo mano, un favorito de los TúenChapus. Nuestro querido templo el agave con mas de 120 destilados, cerveza mexicana, música chill (al volumen ideal para conversar a gusto) y excelente cocina también. ¿Unos taquitos de cochinita? ¿Unos camarones al mezcal? Vas.  Siempre es un placer hablar de fascinante mundo del agave con el buen Adrián.

Recomendación: Llévatela tranqui con los combos cerveza /mezcal. O no.

Marsella 167

 

GRILLO

NEVER BE AFRAID TO MAKE A FOOL OF YOURSELF

Nada como tomarte una pinta de cerveza mexicana escuchando buena música (muy muy buena, siempre siempre) en la barra de Grillo.

Chiquito pero ruidoso, enfocado en promover las micro-cerveceras de todo el país, en Grillo siempre  vas a encontrar novedades para el paladar mientras escuchas a los mejores selectors de la ciudad haciendo de las suyas. La comida también es garantía (La Nacional) y los martes son de grillómetro: destilados al 2X1.

ADVERTENCIA: No pidas complacencias a los DJs, no seas esa persona.

Chapultepec 215

 

PETER BROWN

NORMAL IS BORING

El lugar para hacer nuevos amigos, humanos y no humanos. Pero también es un lugar bueno para emborracharte si no te gusta hacer amigos (como cierta persona del equipo #TúenChapu, no vamos a decir nombres).

Peter es ideal para la pre-copa (Lo que sea que este término signifique), música trendy, buena cocina y buenos cocteles. Intenta llegar temprano porque se llena (pero sí se arma).

Recomendación: Chíngate un lonchecito bañado. invítale uno a alguien que nunca los ha probado.

Pedro Moreno 1454

 

 

PATÁN ALE HOUSE

BEER CHOOSE ME DON´T KNOW WHY

24 taps de cerveza artesanal mexicana, mi chingón(a), buen monchis y buena música (vinyl vibes). Pásale al Rooftop y deja que el lúpulo, la cebada y los beats hagan lo suyo.

Morelos 1281

 

BARBANEGRA

IT IS WHAT IT IS

Es solo puro pinche rock n roll pero me gusta. Clasicote de la ciudad: rock rock puro rock en vivo, cerveza de barril (buena variedad de mexicanas también) y terraza desde donde se puede ver el mundo arder.

Recomendación: Vístete de negro como Johnny Cash. Hazme caso, te van a pasar cosas.

Justo Sierra 2194-A

 

¿Ya los conoces todos? ¿Cuál te falta?

Tú en Chapu

 

 

CUANDO ARIEL PINK LLEGÓ AL MUELLE DE C3 EN GUADALAJARA

15 de febrero de 2018, la noche en la que el buque Ariel Pink llegó al muelle de C3 Stage…

Por Victor De Caso

Al hablar de embarcaciones exóticas se me viene a la mente aquel submarino alemán UC-20 a cargo del teniente Heinrich Kukat que cargaba con un camello libio a petición de un jeque como agradecimiento por el suministro de armas en tiempos de la Primera Guerra Mundial o aquella embarcación que llevaba desde el puerto de Baltimore cientos de sintetizadores Korgs, Moogs y Hammonds a una exhibición a Rio de Janeiro y que desapareció “misteriosamente” y fue encontrada meses después en São Nicolau, islas pertenecientes a Cabo Verde. Ante el regalo de altamar, el líder revolucionario anticolonialista, Amilcar Cabral, ordenó que los instrumentos fueran repartidos en las escuelas de música locales, resultado: esa movida llamada “sonido cósmico caboverdiano”.

Con ese halo excéntrico llegó mi primera toma de contacto con este buque sonoro nombrado Ariel Pink, otrora Ariel Pinks Haunted Graffity, escuchar sus primeras grabaciones era como girar el sintonizador rápidamente en el cuadrante y encontrar joyas lo-fi ensambladas por doquier. Temas hilvanados con diversas tesituras de voces, distorsiones y cambios repentinos sin abalizar, era un libertinaje total made in LA, un microcosmos expuesto; refrescante e imperfectamente auténtico.

Tras cinco años sin disco, el capitán, Ariel Marcus Rosenberg se engachó a la historia de Bobby Jameson, un músico difunto sesentero que debido a su manager quedó arruinado y una vez inconclusa su carrera al estrellato se llenó de amargor y drogas que supuró en un blog. Con estas memorias Ariel contempló desde los barandales de la proa el mar bravío y decidió cambiar la hoja de ruta, retomó los controles de su navío para regresarlo a aguas conocidas, allá donde no llegan las tempestades; a su cuarto: el mejor estudio que ha tenido.

En su visita a Guadalajara con los prácticos de puerto, ACK Promote, el buque Ariel Pink presenta en su cubierta en el muelle de C3 Stage: batería Ludwig, bajo Precision Fender con amplificador Ampeg, Jaguar carmín, sintetizador Yamaha Motif  XS6 con lap top al lado, dos bases de micrófono, una con un pandero; Viento a nuestro favor, ninguna banda abre.

El concierto zarpa con frases en español y con la alucinante Nightime is Greatsólo disponible en la edición delux en vinil del nuevo álbum Dedicated to Bobby Jameson, el switch ha sido activado y todos los marineros grooves con rostros alumbrados por neones ya se mueven en la pista.

Ariel porta rutilante camisa azul fajada de escarola con pedrería cargada y labios pintados de color blanco. Las sorpresas inician: Don Bolles (ex baterista de The Germs) se sitúa al micrófono y Kenny Gilmore ahora está a cargo del bajo tras haber tocado la guitarra y teclados en discos anteriores.

Con el vaivén de las olas escuchamos: White Freckles, Time to Live, con su poderoso ritmo semilento y caótico conducida por esa línea de bajo grunge. Ariel tiró de repertorio con sus particulares recursos: desde silbidos a exhalaciones aparentando una ventisca que tanto funcionan con delay. Don Bolles también dio lustre a la puesta en escena con su ushanka, muecas y movimientos que envidiaría Marcel Marceau.

A petición del vocal se bajaron las luces y escuchamos la irónica e industrial cold wave de coros en árabe, Time to meet your good y a continuación una debacle anímica, el weirdómetro llegó a tope cuando tocaron Hold your breath and wait, rara avis dentro de su repertorio, esa melodía de noche sin luna, dejaba cuerpos meciéndose a merced del oleaje, en ese momento, no sabía si el casco de nuestra embarcación estaba averiado, si íbamos a pique… la abnegación melancólica era eminente por babor y estribor, esto estaba inundado, con los peligros que eso conllevase ningún mecanismo de alarma se activó, estábamos en un burbuja que otorgaba equitativamente vacío y felicidad, era como una fiesta indie rocker de inicios de los noventas, vamos a pocos nudos y a pesar de oír los roces con esas rocas agujas en esos canales australes incomunicados, toda la tripulación aceptaba su destino, un horizonte desolador; sonaba tan triste como un balneario en domingo en Benín a punto de cerrar.

Después sonaron la estelar y nocturna balada de Feels like Heaven, la remasterizada I Wana be Young y Dreamdate Narcissist que me trasladó al desenfrene del garage rock sesentero conduciendo un Alfa Romeo Spider o un Lincoln Continental.

Ariel cantó desde las entrañas, era una introspección profunda, fueron contadas las veces que abrió los ojos: la cangurera atravesada diagonalmente de Titos (vodka texano artesanal), la mano en la bolsa, el caos y los delays, inmortalizaban su estampa de héroe underground.

También sonó la hipnótica One summer night, Alisia de House Arrest, A tomb all your own con su culminación noise, estábamos sumergidos en una fiesta depresiva en el camarote de este navío que irradiaba el soundtrack ideal para ir serpenteando por Dar es-Salam y Freetown, íbamos a merced de un músico que daba golpes de timón hacia el abisal y dejábamos atrás las bahías de Before Today, Mature Themes, Worn Copy, Pom Pom y  Oddities and Sodomies Vol 1.

EN EL ENCORE

La agrupación optó por un temazo de psicodelia obscura Dedicated to Bobby Jameson donde Joe hace reverberar con majestuosidad los sintes. Siguió la energética Bubblegum Dreams y además deleitaron con canciones que eran como animales extintos pero brillaron iridiscentes: primeramente la surfer Bright lit blue sky y luego el himnazo indie terminado a capela por toda la tripulación Round and Round.

¿Temas faltantes? Claro, Kitchen Witch. Acting, Not enough violence, Only in dreams, Fright night, pero conociendo lo impredecible de Ariel en sus actos en vivo, solamente aplaudí que no se fuera del escenario después de que le aventaran una gorra amarilla que le dio en la cabeza, de hecho, no se inmutó y tres canciones después se la puso.

A este buque sonoro le quedan mares por surcar. Ariel ha sabido capear el temporal que le atormenta. Estratégicamente ha encontrado el barlovento para abstraerse de su figura; una banda, un segundo vocal… esta embarcación continuamente a punto del siniestro ha sabido achicar agua como lo indica su onceavo álbum, esta última vez remolcado por otro buque ya fantasma llamado Bobby Jameson. Puro esoterismo naval en el mundo del lo-fi.

 

 

 

Meet the Local presenta: Juan Carlos Yerenas, El terrible Juan – Café

¿Cuál ha sido la lección más grande que has aprendido con tu negocio?

“La lección más grande ha sido el tratar de resolver los problemas que se presentan de inmediato y saber que hay muchas cosas que no dependen de ti para que funcione un negocio. Hay situaciones que pasan en tu entorno que no controlas y que te afectan pero que realmente no puedes hacer mucho más que buscar una solución y seguir para delante. Esto va desde corrupción, inseguridad, la gente que se quiere aprovechar de ti, etc. Uno debe de aprender a trabajar con eso.”

¿Hubieras hecho algo diferente?

“La verdad sí supiera lo que ahora se tal vez nunca hubiera empezado por todo lo que involucra tener un negocio. Tu vas creciendo con el proyecto y vas madurando. Al principio todo era más fácil porque no había una expectativa del lugar entonces no había mucho que perder. Ya llevamos tres años pero vamos creciendo y no cambiaría nada porque todo se da en su momento.”

terriblejuan1

¿Cómo surge El Terrible Juan?

“El Terrible Juan surgió por hobbie. Me gustaba mucho el café y quería abrir una barra para mis amigos y para mi. Tuve la oportunidad de abrir una con unos ahorros que tenía, compre la maquina y tome un curso sin saber nada. El primer local estaba en Montenegro, yo estaba solo, con una maquina de café y con un curso de dos días. Sin embargo, me gustaba mucho tomar café y poco a poco fui aprendiendo más….”

Para más entrevistas como esta visita Meet the Local

Estacionamientos en la zona de Chapultepec, Guadalajara

¡Estos son los estacionamientos que debes tener ubicados cuando vengas en auto a Chapu! 🚗😀 ¡Comparte esta información!
La zona cuenta con varios estacionamientos públicos. El promedio de precio es $18 por la primera hora y $60 por un periodo de 4 horas.

A destacar: 
*El estacionamiendo ubicado en Chapu y Miguel Lerdo de Tejada cierra hasta las 3 am. de jueves a sábado.
*El estacionamiento de Escuela Militar de aviación da servicio las 24 horas.
*El estacionamiento y Carwash Marsella cierra también hasta las 3 am.

Recuerda también que algunos restaurantes de la zona cuentan con servicio de valet parking.

¡Da clic aquí para ver la lista con su ubicación!

 

En la terraza de To Die 4 Tattoo

“Muchos amigos de la escuela querían tener tatuajes, así que hice una máquina y comencé a rayarlos a todos”.

“Muchos amigos de la escuela querían tener tatuajes, así que hice una máquina y comencé a rayarlos a todos”.

Así fue como Manny Castañeda comenzó su carrera en el mundo del tattoo, creando su propia máquina con un motor de un juguete sacrificado por la causa. Eran buenos tiempos.

Escuchando a Manny, en la terraza de To Die 4 Tattoo, te transportas a esa época. No puedes evitar recordar con nostalgia ese período de la historia cuando te tatuabas con tinta china Pelikan y siempre existía el riesgo de que tus padres te corrieran de la casa. Eran buenos tiempos.

Hace unos días, pasé al Estudio a saludar a  Manny y Pepe Lupercio quienes siempre te reciben con una sonrisa. Tomando café, Manny me contó cómo fue que comenzó a dedicarse desde muy temprana edad a su mayor pasión en la vida: dibujar en la piel. Tiempo después emigró a Estados Unidos donde perfeccionó su técnica trabajando en lugares como East Bay Tattoo en Brentwood California, regresó a Guadalajara Guadalajara y ahora forma parte de To Die 4 Tattoo junto con Pepe y Johnny Pale.

Seguimos por horas hablando de tatuajes, de diseño, de Chapu y de que sí nos gustan las películas de Adam Sandler.

A estos muchachos les gusta trabajar el concepto de “custom tattoo”; disfrutan ese proceso creativo, esa conexión que se forma entre entre el tatuador y la persona que pone toda su confianza en él. El artista desarrolla una habilidad para adentrarse en la mente del cliente para poder aterrizar esa idea y finalmente plasmarla en la piel. No es cualquier cosa.  En ocasiones el cliente ya trae su idea y diseño completamente definido, muy válido también.

Date una vuelta a To Die 4 Tattoo (Juan Ruiz de Alarcón 119 – A), siéntate en la terraza, relájate y decide cual va a ser tu primer, o tu próximo tatuaje.

Fotos: Alondra Rendón

Osteria 10: desde 2004, nuestra osteria.

Osteria 10 es uno de esos lugares bonitos que sentimos como propios. Un lugar agradable y acogedor donde podemos comer o cenar rico con familia, pareja o amigos a un precio accesible.

La terraza al aire libre es ideal para relajarnos, liberarnos del estrés, disfrutar de buena música, una charla agradable, un vinito y un delicioso platillo italiano hecho al momento, de manera artesanal. #SlowFoodMovement


n Osteria 10 podemos disfrutar de auténtica cocina italiana con recetas originales de “la Nona”. Su cocina está incluso avalada por el certificado “Ospitalita Italiana” de la Cámara de Comercio Italiana en México, lo que garantiza el verdadero sabor de la -Cucina autentica-. Solo 50 restaurantes en México y solo 3 en Guadalajara tienen esta certificación. As italian as it gets, mis amigos.

Aquí encontramos comida tradicional italiana, no tropicalizada, pastas hechas al momento con ingredientes frescos de la más alta calidad, pizzas de campeonato realmente italianas y ese trato fraternal y cariñoso que siempre nos deja con ganas de volver.

Este rinconcito italiano en Guadalajara se encuentra en López Cotilla 1498-A, a unos pasos de Chapu (recuerda que hay varios estacionamientos por la zona) Puedes reservar al 3616 5358.

Bon appetit!